Valiosas aportaciones de ciudadanos y profesionales en el proceso participativo del Plan Estratégico del SABS 2018-2023

Los ciudadanos proponen medidas como la ampliación del área de urgencias, el acompañamiento psicológico de los pacientes y de la familia o la creación de la figura del “paciente experto” (paciente curado)

Vielha, 11 de octubre de 2018.- Un numeroso grupo de profesionales del ámbito de la sanidad y los servicios sociales araneses y de representantes de asociaciones, instituciones y ciudadanos a título particular, han participado en la Residencia Sant Antoni de Vielha, en el proceso participativo para elaborar el Plan Estratégico del Servicio Aranés de Bienestar y Salud 2018-2023.

La presentación de la jornada del proceso participativo ha ido a cargo de la consejera de Salud y Bienestar de Aran, Anna Díaz, que ha agradecido la implicación tanto de ciudadanos como de los profesionales araneses en este proceso y el apoyo del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya.

La directora del SABS, Mª Ángeles Borràs, ha sido la encargada de presentar los rasgos generales del Plan Estratégico, que es, dijo, el instrumento territorial de diagnóstico, identificación de necesidades, planificación de escenarios de ordenación y actuaciones para desarrollar en el Valle de Aran.

El Plan contempla las líneas estratégicas y proyectos singulares por un período de 5 años, entre los que hay: Desarrollar estrategias para implementar el modelo de atención centrada en las personas; la atención sanitaria accesible, resolutiva e integral; implementar un modelo de atención integral y centrado en las personas con enfermedades crónicas y con necesidades complejas; la creación de un nuevo modelo de atención primaria y salud comunitaria en Aran; la aplicación de la salud digital en estructuras asistenciales; el abordaje de la violencia machista, infantil y las personas mayores; implementar la rehabilitación domiciliaria e incrementar el apoyo al paciente oncológico; la incentivación y fidelización del personal asistencial; y el desarrollo del plan de inversiones: infraestructuras y equipamientos, entre otros.

Tras la exposición de las líneas del Plan Estratégico, ha comenzado el proceso participativo, dividido en dos grupos, el de los profesionales sanitarios y el de la ciudadanía y asociaciones, que han empezado a debatir sus aportaciones.

Entre las conclusiones a las que han llegado los profesionales de la sanidad y del ámbito de los servicios sociales, destacan en cuanto al modelo: Incrementar la formación de los profesionales, escoger los cargos directivos por competencias, implementar la telemedicina y trabajar por objetivos.

En el ámbito asistencial: Desarrollar el hospital de día quirúrgico, mejorar la coordinación con los profesionales de fuera de la Val d’Aran, que los profesionales autóctonos mejoren sus competencias y formación, así como respetar la opinión de los pacientes.

En cuanto a los recursos: Incrementar los recursos económicos y humanos de los equipos, sobre todo de los oncológicos, mejorar el atractivo de las plazas para atraer buenos profesionales, utilizar las farmacias como agentes de salud y la ampliación de los servicios de urgencias, entre otros.

En estos tres ámbitos, los profesionales sanitarios y asistenciales también han hecho aportaciones desde el punto de vista interno. Entre ellas: la creación de grupos multidisciplinares, hacer formación de formadores, trabajar y actualizar los protocolos existentes, mejorar la gestión del tiempo, tener disponibilidad para realizar estancias en otros centros, formaciones específicas y mejorar los recursos humanos y materiales existentes, así como la mejora de los espacios de trabajo.

Los ciudadanos y representantes de asociaciones aranesas por su parte han hecho también toda una serie de propuestas para incorporar al Plan Estratégico. Entre ellas: La ampliación del área de urgencias, la necesidad de implementar el acompañamiento psicológico de los pacientes y de la familia, la mayor implicación de los ayuntamientos y el incremento de la cesión de espacios asistenciales por parte de estos, la creación de la figura del “paciente experto” (paciente curado), en el acompañamiento de los pacientes, incrementar las inversiones en TIC, en la atención a neonatos y la adquisición de máquinas para diabéticos, evitar al máximo dentro de lo posible los desplazamientos fuera de la Val d’Aran y la creación de una unidad de especialización de traumatología deportiva en el Valle de Aran, entre otros.

Tanto los profesionales como ciudadanos coincidieron en muchas de las necesidades de futuro en el ámbito sanitario y asistencial del Valle de Aran.

Una de las conclusiones a la que han llegado conjuntamente los participantes en el proceso participativo, ha sido la necesidad de que el Plan Estratégico del Servicio Aranés de Bienestar y Salud 2018-2023, se elabore y se lleve a la práctica de manera fehaciente. En este sentido, la directora del SABS, Mª Ángeles Borrás, ha avanzado que el Plan Estratégico estará redactado antes de finalizar este año 2018.

Comments are closed.