El Conselh Generau propone a las escuelas de la Val d’Aran adaptar el método KiVa para prevenir el bullying

KiVa es un programa contra el acoso escolar desarrollado por la Universidad de Turku (Finlandia)

Vielha, 23 de noviembre de 2018.- El Conselh Generau d’Aran ha propuesto a las escuelas del Valle de Aran y al IES de Aran, adaptar en los centros el programa KIVa desarrollado por la Universidad de Turku en Finlandia e impulsado por el ministerio de Educación y Cultura de este país contra el acoso escolar.

La consejera de Salud y Bienestar de Aran, Anna Díaz, explicó que las escuelas del Valle de Aran y el IES de Aran, ya trabajan en la detección de posibles casos de acoso escolar mediante la colaboración y los protocolos establecidos con el departamento de Ensenyament de la Generalitat de Catalunya. Sin embargo, Anna Díaz, manifestó que la adaptación del programa KIVa en los centros educativos de Aran permitirá trabajar con un sistema integral a través de acciones globales dirigidas a toda la comunidad educativa, es por ello, ha dicho, que “invito a los centros educativos del país a implementarlo”.

El acoso escolar es un comportamiento o trato perjudicial y degradante al niño o niña que viola su derecho reconocido a disfrutar de un entorno escolar libre de violencia y de hostigamiento. Un comportamiento que es deliberado, repetitivo y dirigido a una persona relativamente indefensa. Se calcula que un 10% de niños y niñas en todo el mundo sufre bullying, aunque el informe Cisneros (Estudio realizado a 25.000 niños y niñas de toda España, entre 8 y 18 años) asegura que la cifra se eleva hasta el 23%.

El acoso escolar es más físico en el caso de los niños, y más psicológico en las niñas, aunque también puede ser verbal y ciber acoso. Las consecuencias del bullying pueden ser: ansiedad, depresión, soledad, baja autoestima o bajo rendimiento escolar. En la mayoría de los casos siempre hay un espectador o un grupo de observadores (que es lo que necesita el acosador) que son parte del problema, pero también de la solución. Cabe recordar que tanto acosados ​​como acosadores son víctimas del bullying.

El programa KIVa aborda el acoso escolar con el objetivo de educar y sensibilizar a toda la comunidad educativa sobre los diferentes tipos de bullying y cómo detectarlos, formando a los docentes a través de estrategias, metodologías y herramientas prácticas para prevenir, detectar y hacer el seguimiento de los casos de acoso. Ayudando a los niños y niñas a desarrollar su inteligencia emocional reforzando su sistema de valores para hacer frente al acoso. Ofreciendo a los padres y madres información sobre el bullying a través de diferentes pautas que les permitan identificarlo y manteniendo un papel clave en la comunicación entre la escuela y el hogar.

El programa KIVa establece una duración mínima de tres años en los centros educativos para obtener la máxima efectividad y reducir drásticamente los casos detectados.

El programa se ha implantado en el 90% de las escuelas finlandesas, y se ha adaptado también en países como Suiza, Holanda, Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica, Italia, Luxemburgo y Suecia. En el caso del País Vasco los casos de acoso se han reducido un 41% después del primer año de implantación.

El Gobierno de Aran tiene previsto destinar 24.000 € a la adquisición del programa KIVa y cederlo a los centros para su implementación.

Comments are closed.