La Val d’Aran celebra su Fiesta

El sindic d’Aran, Carlos Barrera se despide de los araneses agradeciendo la confianza después de 20 años al frente de la máxima institución aranesa

La consellera Meritxell Budó, que ha co-presidido los actos de celebración de la Hèsta de Aran ha despedido al actual sindic d’Aran, Carlos Barrera, y ha dado la bienvenida al nuevo sindic, Paco Boya

Vielha, 17 de junio de 2019.- La Val d’Aran ha vivido un año más los actos de celebración de la Hèsta d’Aran, que conmemora la restitución del Conselh Generau d’Aran y la recuperación de sus derechos y privilegios.

El Mgfc. sindic d’Aran en funciones, Carlos Barrera y la Hble. consellera de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Meritxell Budó, han presidido la celebración de la Hèsta d’Aran.

El 17 de junio de 1991 se celebraron las primeras elecciones al Conselh Generau d’Aran. De acuerdo con lo que establecía el artículo 11 de la Ley 16/1990. Aran se divide en seis circunscripciones, que se corresponden con sus terçons históricos.

El número de conselhèrs y conselhères a elegir en cada uno de los terçons es el siguiente: Pujòlo: dos miembros; Arties e Garòs: dos miembros; Castièro: cuatro miembros; Marcatosa: un miembro; Lairissa: un miembro y Quate Lòcs: tres miembros.

En 1313 el rey Jaime II otorgó a los araneses el conjunto de privilegios denominado “Era Querimònia”, verdadera Carta Magna de Aran, ratificada por todos los reyes hasta Fernando VII.

Los actos de la Hèsta de Aran han comenzado en la sede del Conselh Generau d’Aran con la recepción oficial del sindic d’Aran a todas las autoridades e invitados, continuando con el desfile de los pendones llevados por los representantes de cada terçón hasta el Santuario de Nuestra Señora de Mijaran. A las 11.00 se ha celebrado la misa solemne en la iglesia de Mijaran.

Los actos de celebración han contado con la participación de todos los conselhèrs y conselhères del pleno del Conselh Generau d’Aran, de los alcaldes y presidentes de las Entidades Municipales Descentralizadas del Valle de Aran. También han participado el secretario de Administraciones Locales y de Relaciones con el Aran, Miquel Àngel Escobar; el secretario general del Deporte y la Actividad Física, Gerard Figueras; la directora general de la Administración Local, Rosa Vestit; el director general de Políticas de Montaña y de Litoral, Albert Alins; y los diputados del Parlament de Catalunya, Anna Geli y Javier Rivas; entre otros.

Meritxell Budó aseguró que la Hèsta de Aran es “un símbolo” de la identidad aranesa porque se celebra la restitución del Conselh Generau d’Aran y la recuperación del autogobierno con la celebración de las primeras elecciones, en 1991. “Recuperasteis vuestra identidad y habéis luchado de manera ejemplar para preservar y recuperar vuestro patrimonio cultural e histórico y vuestra lengua, el aranés”, ha recordado la consellera.

En este sentido, Budó ha insistido en que “el aranés ha sido el instrumento que ha canalizado vuestra voluntad de ser como pueblo. Y es que la cultura y la lengua se convierten en herramientas de defensa ante la intimidación y los ataques. En Catalunya lo sabemos bien, especialmente, en estos tiempos convulsos que vivimos”. Por ello, “el Aran constituye dentro de Catalunya una realidad nacional con personalidad propia y diferenciada, fundamentada en el hecho de que la comunidad aranesa dispone de una lengua y de una cultura propias, comunes y compartidas con el resto de Occitania y, a la vez, de una antigua tradición de autogobierno firmemente defendida por los araneses a lo largo del tiempo “.

La consellera de la Presidencia ha asegurado que por este motivo una de las primeras acciones que se hizo esta legislatura fue dar cumplimiento “a una demanda histórica del territorio, incluyendo las relaciones con el Aran dentro de las competencias del Departamento de la Presidencia, que presido”. También se han dado pasos “decisivos” en el marco de la comisión bilateral Generalitat-Aran, “llegando a acuerdos importantísimos para el territorio”, como el acuerdo en materia de financiación un nuevo modelo que permitirá al territorio disponer de una autonomía de gestión para su desarrollo. Es un acuerdo de cinco años que dará estabilidad al Conselh y también permitirá a la Generalitat de Catalunya una mayor planificación del gasto”. Este modelo prevé que, en el año 2023, la financiación del Aran esté en torno a los 29 millones de euros.

Carlos Barrera se despide después de veinte años como sindic del Conselh Generau d’Aran

Carlos Barrera fue elegido sindic d’Aran por primera vez en 1995 y ocupó el cargo en una primera etapa hasta el año 2007. En el año 2011 volvió a ser elegido sindic d’Aran.

El sindic d’Aran en funciones, después de desear buena Fiesta de Aran a todos los asistentes explicó que la situación social y política en Catalunya y la del Gobierno de la Generalitat en particular, con los presupuestos prorrogados desde el año 2017, no ha permitido desarrollar con plenitud la Ley de Aran. No obstante, ha puesto en valor el nuevo acuerdo de financiación para el Aran logrado este año con la Generalitat que permitirá “dar estabilidad al Conselh Generau d’Aran”.

Carlos Barrera ha puesto en valor el trabajo hecho por el Gobierno de Aran en los ámbitos social y económico, así como en los proyectos co-financiados por la UE. Barrera ha puesto como ejemplo la construcción de la residencia geriátrica de Sant Joan del Bajo Aran, el nuevo modelo de gestión de Emergencias en Aran, la nueva financiación, la construcción del segundo quirófano del Hospital del Valle de Aran, las tareas de mejora y conservación de los accesos al patrimonio natural y cultural del Valle de Aran, o el Parcours Cyclable (ruta ciclista) para unir el nacimiento del río Garona en la Val d’Aran y la ciudad de Toulouse. Barrera ha añadido que “este es el legado que dejamos al nuevo Gobierno de Aran y que el beneficio de este trabajo lo debe disfrutar el pueblo y los ciudadanos y ciudadanas del país”.

Carlos Barrera destacó en su intervención que “la Generalitat y el Parlament de Catalunya han entendido a través de la firme decisión del diálogo, la singularidad, la cultura propia y del territorio de Aran con el desarrollo de las dos Leyes de Aran que deben permitir el autogobierno del Aran, y remarcó al nuevo Gobierno de Aran y al pueblo aranés que no vean al Gobierno de la Generalitat como un enemigo ya que el reconocimiento de la singularidad de Aran emana del Parlamento de Catalunya”.

Finalmente, Carlos Barrera ha agradecido “la dedicación a todos los conselhèrs y conselhères del Conselh Generau d’Aran, a todos los alcaldes de Aran por su colaboración, a todas las personas que a título individual han colaborado también con el Gobierno de Aran para el desarrollo de Aran, a todo el pueblo aranés y a la familia por haberle permitido la dedicación en el país durante estos años”.

Comments are closed.